Un saludo al nuevo Guía de Patrulla

Hace unos días mi hijo mayor vino con dos noticias, una buena y una mala. Como siempre, le pedí la buena primero.

– Voy a ser Guía de Patrulla.

¡Imagínense mi alegría! Al fin Gianluca iba a descubrir el mejor cargo que uno puede desempeñar en el Escultismo. Le dije que eso era mucho mejor que ser Jefe de Tropa, que Jefe Scout Nacional, bla bla bla. Pero al ver en su rostro una cierta decepción, recordé que había también una mala noticia. Entonces me la dijo:

– Seré Guía de la Patrulla Gorilas.

GORILAS????? Los pobres gorilas – a pesar de que son simios inteligentes – son considerados por la gente común como animales enormes y torpes. Nada más opuesto a lo que es Gianluca: flaco como un palo y muy inteligente. Así que le dije:

– ¿Y tú cómo te sientes?
– No quiero ser Gorila.
– Me parece bien…. ¿Qué quieres ser?
– Mmm… lobo.

Sorpresa Nº 2: Mi hijo entró a la tropa como integrante de la patrulla Panteras (y como alguna vez mencioné, yo también fui Pantera). Y ahora que le toca dirigir su propia patrulla, elige el nombre de Lobos… patrulla a la que pertenecieron su papá y su tío favorito (o sea mi hermano) en sus respectivos grupos scouts. Curiosamente, nunca le habíamos pasado ese dato, así que asumamos que genéticamente es un lobo. (Claro, también pudo ser un Oso – como su abuelo paterno, o un Toro- como el materno).

Felizmente al conversar con su Jefe de Tropa no hubo problemas en el cambio de nombre… al fin y al cabo sería una patrulla completamente nueva. Claro, en principio se sugiere que el nombre de patrulla se elija democráticamente entre todos los miembros… pero en este caso, ya que los demás integrantes serían chicos nuevos en el movimiento, mi hijo se tomó la libertad de elegir el animal. (Y me imagino que los chicos se habrían alegrado más siendo lobos que gorilas).

Cuando recogí a mi hijo de su siguiente reunión, donde oficialmente fue nombrado GP, trajo a la casa el bordón para pintarlo y hacerle un banderín. Esa noche mi esposo vino a decirme que el chico se había tomado en serio el cargo. ¿Cómo así? Fui a verlo en su dormitorio…. y lo encontré durmiendo CON SU BORDÓN…. ya que le dijeron que el Guía nunca se separa de él !!!  No pude evitar tomarle la fotito…

904222_10151461422414340_1277027808_o

Sólo me queda desearle públicamente los mejores éxitos con su patrulla Lobos. Auuu!!! Y aprovecho para saludar a todos los Guías de Patrulla y recordarles que ellos son la fuerza más importante de la Tropa, mucho más que los Jefes… sean buenos compañeros de sus Scouts, sean Guías y no DICTADORES! … si alguna vez ustedes fueron maltratados por su anterior Guía, no repitan ese daño; al contrario: traten bien a su gente, sean verdaderos amigos, estén siempre alegres, animen a sus Scouts con su ejemplo más que con los gritos, TRABAJEN también – no sólo “supervisen” a los demás; además, superimportante, deleguen funciones (no acaparen todo, pensando que los demás son unos inútiles), pero deleguen según las capacidades de sus chicos! (no pongan de Guardián de Leyendas a uno con mala ortografía, redacción o caligrafía, por ejemplo); hagan reuniones de patrulla, fíjense como metas pasar pruebas, participen en cuanta actividad haya, sean amigos de los otros Guías, colaboren con ideas y opiniones en la Corte de Honor… Van a ver que la van a pasar recontrabien y eso los marcará para más adelante, para cuando sean adultos, líderes de otros adultos.

Leave a Comment